¿Quién te distingue de los demás? (II PARTE)

Dios está trabajando en nosotros, para distinguirnos y hacernos ver el mejor plan, entonces no debemos estar inseguros de este proceso, aún cuando fallamos en algunos de nuestros esfuerzos humanos.

“Entonces ustedes me invocarán, y vendrán a suplicarme, y yo los escucharé. Me buscarán y me encontrarán, cuando me busquen de todo corazón.” (Jeremías 29:12-13)