nehemiasparte5

NEHEMÍAS PARTE V

¡El gran propósito de Dios es ser glorificado!

El propósito de Dios es ser glorificado entre las naciones llamando para si mismo, un pueblo redimido por Jesús.

Él nos ha dado el regalo de la salvación, vida eterna, recursos materiales y oportunidades para ser usados, glorificarle y promover su propósito.

¡No hay mayor razón para vivir, que para el propósito de Dios, e invertir en el Reino!  (Nehemías 12:27)